Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
21-11-2017 11:55:37

La educación mexicana: no a la filosofía pero sí a la dianética

Angélica Abelleyra

  

El mundo está al revés y al parecer México también, cuando algunas autoridades educativas están en contra de la educación. Bueno, de la educación humanística que debiera subrayar la importancia formativa básica que nos otorgan la filosofía, la ética, la lógica. Y, en el extremo, refuerzan los acercamientos cuestionables de la dianética y la cienciología.

 

 

Por un lado, la Reforma Integral de la Educación Media Superior (RIEMS) presentada en 2008 por la SEP, coloca en una posición “transversal” y no como disciplina básica algunas materias de las humanidades, como la  filosofía. Críticos de la RIEMS, mecanismo que implementará las directrices que formarán a los jóvenes en el nivel de bachillerato, señalan que esta orientación mermará la capacidad de los estudiantes de ejercitar una mente creativa y crítica, como lo han señalado Alfredo Macías Narro en su revista electrónica de pedagogía (http://odiseo.com.mx/bitacora-educativa/riems-fracaso-anunciado/), Gabriel Vargas Lozano, coordinador del Observatorio Filosófico de México; poetas como Hugo Gutiérrez Vega y la historiadora Patricia Galeana en un foro realizado hace días (La Jornada, 14/sept/2011).

  

De acuerdo con estudiosos en el tema, la RIEMS se orienta más a indicaciones tecnocráticas, prácticas, ligadas a la productividad y el utilitarismo, a partir de lineamientos de la OCDE, los Acuerdos de Bolonia y el Proyecto Tuning para la Unión Europea. Y voltea la cara a las condiciones sociales, culturales e históricas de México al tiempo que no atiende las recomendaciones constantes de Unesco sobre la urgencia de que la filosofía se enseñe no sólo en el bachillerato sino en varios momentos formativos de los jóvenes para construir ciudadanía, respeto a la multiculturalidad, los derechos humanos, el pensamiento crítico y la democracia; aspectos que por cierto enlista la RIEMS como objetivos, pero lo hace someramente.

  

Frente a esta grave situación que no ha arrojado una discusión abierta pero sí una ola de críticas y activismo para modificar la reforma (http://ofmx.com.mx), en Puebla soplan vientos igualmente tristes para la educación. Entre maestros de escuelas públicas en nivel básico se empezaron a distribuir materiales basados en las obras de Ronald Hubbard, el creador de la cienciología y la dianética (La Jornada 22/sept/2011).

  

En un contexto donde recordemos que en Puebla gobierna el PAN con Rafael Moreno Valle, muy cercano a la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, circularon cerca de tres mil paquetes con dos best sellers de Hubbard: el libro Aprendiendo a aprender y el video Camino a la felicidad. Para salir del paso, el titular estatal de la SEP, Luis Maldonado, dijo que estos materiales no tienen contenidos religiosos y los maestros tendrán la libertad de usarlos, o no. Por cierto, la donadora de este invaluable legado fue Marinela Servitje, hija del dueño de Bimbo.

  

Entre los conceptos que el material de Hubbard maneja están la moderación, no ser promiscuo, amar y ayudar a los niños, no robar, no abusar del sexo, descartar la infidelidad y alimentar la decencia… todos ellos conceptos y “valores” tan cuestionables por los enfoques que cada maestro podría darles frente a sus alumnos en una etapa formativa fundamental.

  

Para cerrar con broche de oro, recordemos otra vez los profundos cuestionamientos hacia la cienciología, la diabética y “la charlatanería” de Hubbard con denuncias en la Internet, ONGs y hasta series de televisión (South Park) que fueron vetadas por el afamado seguidor de la cienciología, el actor Tom Cruise.

 

Así las cosas en la educación nacional, entre la tendencia de hacer fenecer la filosofía y darle vida a la dianética entre los futuros adultos mexicanos. ¿Con ello formaremos mejor ciudadanía? Lo dudamos.

 


Angélica Abelleyra

Angélica Abelleyra (D.F, 1963). Hace periodismo cultural hace 30 años. Se formó en Ciencias de la Comunicación en la UAM Xochimilco y se ligó a la prensa escrita en el unomásuno, para ser después fundadora del diario La Jornada, donde laboró por tres lustros, con especialización en Artes Visuales. Es autora de los libros Se busca un alma. Retrato biográfico de Francisco Toledo (Plaza y Janés, 2001), De espejos y espejismos. El arte actual en Oaxaca (CONACULTA, 2001) y Mujeres Insumisas (Universidad Autónoma de Nuevo León, 2007). Tanto el libro de Toledo como el de Mujeres Insumisas se reeditarán, revisados y aumentados, para el año 2014 / 2015. Desde su fundación en 2005, integra el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (GRECU / UAM Xochimilco), para el cual colaboró con el libro colectivo Economía y cultura para emprendedores. Con Fundación Colección Jumex participó en la realización del programa televisado Arte en construcción. Colabora en el suplemento Laberinto, del periódico Milenio; en la página web Artes e Historia e imparte el curso de Periodismo Cultural para la Maestría de Periodismo y Asuntos Públicos del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas). Ha hecho TV cultural en Canal 22, MVS Canal 52 y en el programa Círculo Rojo. Forma parte de los consejos consultivos del Museo de Mujeres Artistas Mexicanas (MUMA) y Debate Feminista. Fue responsable de la curaduría y contenidos del libro y la exposición Vivir en la raya, primera retrospectiva del caricaturista Rogelio Naranjo, organizados por el Centro Cultural Universitario Tlatelolco de la UNAM (enero-julio de 2013). Prepara su primera novela.