Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
16-10-2017 19:14:24

Las lecciones de Zorrilla

Las galerías de arte mexicanas, tienen una deuda de acceso a información sobre su mercado, sus artistas y sus ventas.

 

Era menester una mención especial. Buen tiempo de no ver a Raúl Zorrilla, lo reencontré en Los Ángeles. En el Foro de Economía Creativa de junio pasado. Lo conocí cuando se desempeñaba como Director de Educal, la distribuidora de libros del entonces Conaculta. Alcanzó a ser secretario técnico “B” del Consejo, en la gestión de Sari Bermúdez. Desde hace varios años es uno de los directores de la Galería Kurimanzutto.

 

Raúl nos obsequió uno de los momentos más lúcidos del foro. Con esmero, y diré con valentía, llamó a varios artistas próximos a la galería. Les aplicó un cuestionario para saber de sus quehaceres creativos y de sus negocios en los Estados Unidos. Los resultados son oro molido para los economistas culturales. Para todos los interesados en el mercado binacional. Debería de ser ejemplo para otras tiendas de arte y un referente para las políticas culturales y económicas de las instituciones privadas y públicas.

 

El maestro Zorrilla llegó a los siguientes hallazgos. En los últimos 5 años, 34% de las ventas de los artistas encuestados fueron hechas a clientes estadounidenses. En total, los creadores viajaron 346 veces a Estados Unidos, eso significa un promedio de 17 visitas por cada uno. En ese lustro que compendia el estudio, intervinieron en 144 exposiciones en territorio norteamericano, un promedio de 7 por persona. El movimiento plástico de este grupo se concentra principalmente en California, Florida, Texas y Nueva York.

 

Tras recordar Zorrilla que el mercado global de arte, en 2017, rondará en 56 mil 600 millones de dólares, 40% del cual es estadounidense, confirmó que el comercio entre México y Estados Unidos en 2016, se valoró en 532 millones de dólares, es decir, alrededor de 10 mil millones de pesos. Esto se traduce en un 14% de participación de las obras mexicanas en el mercado de los vecinos del norte.

 

Para darnos una idea de lo que tales cifras significan, según el reporte de PwC, en el año de 2016, la música en vivo en México generó 225 millones de dólares, la radio 573 y la edición de revistas 518. En tanto que para la Cuenta Satélite de Cultura, en su actualización a 2015, las artes y fotografía aportaron el 0.8% del PIB, alrededor de 40 mil millones de pesos, es decir, 2,200 millones de dólares.

 

En otra variable para contrastar, la misma cuenta establece que el gasto en bienes y servicios culturales del país alcanzó 597 mil millones de pesos, de los cuales el 2% fue destinado a artes y fotografía, unos 14 mil millones de pesos. Esto se traduce en que los mexicanos gastan más en obras de arte que en conciertos y música, que rondó el 1.4%, y compran arte mexicano un poco más que los estadounidenses.

 

Raúl Zorrilla también preguntó a los artistas por el monto de las ventas. Cita el caso de 3 de ellos que colocaron en dicho lustro de referencia, más de 7 millones de dólares, en tanto 4 lograron entre 3 y 7, seis de ellos de 1 a 3 y ocho creadores vendieron menos de 1 millón de dólares. En cuanto a galerías, el director en Kurimanzutto pudo monitorear 5 establecimientos, corroborando que el 35% de las ventas se realizaron a clientes norteamericanos.

 

Las conclusiones no son pocas, las lecciones de Zorrilla son mucho más. En ambos sentidos una muy general, la importancia de que las galerías lleven a cabo sus propias estimaciones de mercado y las compartan. Otra, que con una política comercial aguerrida, nuestros artistas venderían mucho más en los Estados Unidos y tendrían numerosas exposiciones. Podemos señalar que si bien se acusa de pequeño el negocio en México, no es para nada despreciable si se compara con otros bienes de consumo. Así que muchas gracias Raúl, aquí apenas un vistazo a tu encomiable labor de la mano de los Kurimanzutto.

 


Es egresado de la carrera de Comunicación de la UAM Xochimilco, con Especialidad en Políticas Culturales y Gestión Cultural por la UAM Iztapalapa. Ejerce el periodismo desde 1980 en distintos diarios y revistas, como también la gestión cultural en diversidad de instituciones. Ha desplegado una amplia labor de análisis de la diplomacia cultural, de las políticas culturales, de la economía cultural, de las empresas culturales y en la formación de emprendedores culturales.

En su trayectoria destaca su desempeño como agregado cultural en las embajadas de México en Chile y Colombia, cuyo gobierno le condecoró con la Medalla al Mérito Cultural. Cuenta con dos obras que reúnen una parte de su quehacer como analista, reportero y cronista: Desde la frontera norte (UAM-Iztapalapa, 1991) y Del mismo cuero salen las correas (UAM-Xochimilco, 2002). La editorial colombiana Común Presencia publicó el volumen de prosas poéticas Saldo a favor (2005).

Es coautor del estudio Políticas culturales en México, 2006-2020, coordinado por Eduardo Nivón (Editorial Porrúa, 2006). Coordinó las obras Diplomacia y cooperación cultural de México: una aproximación, obra pionera en su ámbito (UNICACH/UANL, 2007); 1968-2008. Los silencios de la democracia (Editorial Planeta, 2008), serial de entrevistas que abordan la situación de los medios de comunicación en el país; Economía cultural para emprendedores. Perspectivas (UAM/UANL, 2010), obra también sin precedente en el campo y es coordinador al lado de Carlos A. Lara González de 1988-2012. Cultura y transición (UANL/ICM, 2012), obra que por vez primera ofrece una visión sectorial de 24 años.

En junio de 2009 creó en la UAM Xochimilco el Grupo de Reflexión sobre Economía y Cultura (GRECU), del cual es coordinador. Desarrolla una amplia tarea como consultor. En esta línea de trabajo destaca la coordinación del Programa Sectorial de Cultura de Oaxaca 2011-2016. También ha realizado análisis económicos del Festival Internacional Cervantino y del Centro de Cultura Digital, en momentos del Conaculta.

En 2011 apareció el epistolario y a la vez reportaje novelado Colombia tiene nombre de mujer, en coedición de Ediciones Sin Nombre y la UANL. Participa del Proyecto ¿Cómo vamos ciudad de México? del periódico El Universal. Su obra más reciente como coordinador es TLCAN/Cultura ¿Lubricante o engrudo? Apuntes a 20 años (UAM/UANL, 2015) y es coautor de Una nueva diplomacia cultural para México, coordinado por César Villanueva (UIA, 2015).

Su obra más reciente como autor es Sector cultural. Claves de acceso (Editarte/UANL, 2016). Actualmente es Jefe del Centro de Extensión Educativa y Cultural Casa Rafael Galván Maldonado de la UAM.