Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
28-07-2017 10:04:02
Economía cultural: dominios

Cultura: enveses y reveses

Sergio Gómez Montero

 

La muerte de Rafael Tovar y de Teresa convocó a escritores múltiples a bordar en torno a la vida de tan destacado personaje en los ámbitos de la cultura y la política nacionales, recalcando particularmente una cuestión que perfila el quehacer actual de la cultura en México: hoy las tareas de ese quehacer se centran en las instituciones, en el construirlas y en el hacer siempre dentro de ellas todo lo que se deba y se quiera hacer.

Leer más...
 

El impacto del mercado latino a nivel global

 Rafael Mendoza 

 

Desde que Donald Trump inició su campaña política para ocupar la Presidencia de Estados Unidos, muchas voces se han sumado para ofrecer argumentos claros sobre los aportes que la comunidad latina ofrece a los Estados Unidos de América.

 

En 2013, la Asociación de Editoras de Música Independiente (AIMP), recopiló datos importantes sobre estudios realizados por la RIAA (Recording Industry American Association), Nielsen (Consultora de investigación global), IFPI y Parks Associates, que muestran argumentos suficientes para reconocer la importancia de los mercados latinos tanto en Estados Unidos, como el resto del mundo.

Leer más...
 

Tania García Lorenzo: economía de la cultura en Cuba.

Nuevas miradas desde la actualización

 

Anailí Román

Desde La Habana

 

Cuando en 2011 fueron aprobados los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, la cultura cubana -ya lo sabemos- fue reconocida como una de las conquistas que hay que continuar preservando. La ruta a seguir, en cambio, orientó la mirada hacia un contexto de ineludibles transformaciones con tres grandes imperativos: reducir o eliminar gastos excesivos, generar nuevas fuentes de ingreso, y evaluar todas las actividades que puedan pasar del sector presupuestado al sistema empresarial.

 

En términos declarativos, parecen objetivos explícitos. Cómo llevarlos a vías de hecho supone, no obstante, respuestas más complejas que implican examinar conscientemente la producción de bienes y servicios culturales mediante el prisma de la economía, pero sin desconocer las singularidades, dinámicas y naturaleza de sus procesos.

Leer más...
 

Las actividades artísticas en la educación básica privada

Rafael Mendoza

Tradicionalmente, se otorga un valor más significativo a la educación privada, puesto que se considera una elección de calidad, por encima de la educación pública. Las instituciones del Estado merecen un tratamiento aparte, puesto que basan sus oportunidades artísticas en políticas públicas.

En la educación básica privada, la oferta cultural puesta a disposición del alumno, se maneja con un enfoque recreativo para los padres de familia. En la publicidad de estos colegios, las materias “puras” como matemáticas, español, ciencias naturales y ciencias sociales, se formulan como meta y pilar básico para el éxito académico.

Leer más...
 

Consumo de espectáculos:

Ocesa/CIE y Zignia Live entre los 10 mejores vendedores

 

Rafael Mendoza

 

A mediados de enero, el sitio pollstar.com entregó un estudio de ranking sobre las 10 empresas que vendieron más entradas a espectáculos en 2015. Live Event, un consorcio de origen norteamericano, se posicionó en el primer lugar vendiendo 29 millones 256,967 entradas a espectáculos en todo el mundo. Lo interesante del ranking, es que dos empresas mexicanas se colocaron en el cuarto y décimo lugares.

 

OCESA/CIE (empresa de Alejandro Soberón) obtuvo el 4to. Lugar vendiendo 3 millones 189,552 entradas, mientras Zignia Live ocupó el décimo lugar con 1 millón 634, 868 asientos durante el 2015. México es uno de los países con mayor consumo de espectáculos en el mundo, a pesar de ofrecer precios hasta un 30 % más caros que países de primer mundo. ¿Quiénes son realmente estas empresas y como han establecido su desarrollo?

Leer más...
 

El negocio de los instrumentos musicales en México

 

Rafael Mendoza

 

La crisis económica de este sexenio, ha golpeado significativamente el poder adquisitivo de los mexicanos. Aunque ha sido paulatino, el incremento en el precio del dólar impacta directamente al mercado de los instrumentos musicales, puesto que una gran parte de ellos se importa desde los Estados Unidos, China y Europa.

 

Son pocos los productores de instrumentos musicales nacionales y esencialmente se limitan a crear productos de forma artesanal. Muchos proveedores están creando alternativas de bajo costo en refacciones genéricas para instrumentos musicales.

 

La Asociación Nacional de Comerciantes Musicales (NAMM por sus siglas en inglés) emite cada año el NAMM Global Report, un reporte sobre sus ventas estimadas en Estados Unidos, incluyendo datos importantes sobre países en el extranjero.

Leer más...
 

Dominios

 

Esos empresarios culturales que ven

Eduardo Cruz Vázquez


Verlos caminar por el aeropuerto. Saber que viajan en autobús o en sus autos. Esa extraña maravilla del peregrinar de diferentes puntos del país hacia el Puerto de Veracruz. El movimiento de esas mujeres y hombres cuyo común denominador es hacer negocios culturales. Ser empresarios. Jugársela en esa selva llamada mercado cultural.

Leer más...
 

Cultura y precariedad laboral

Eduardo Cruz Vázquez

Luis Foncerrada, como director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), ha sido de los más insistentes en señalar que, si bien se hacen cuentas alegres de los empleos formales generados, casi todos son precarios. Es decir, el salario que se obtiene no alcanza a cubrir las necesidades básicas. En no pocos casos, son profesionales con títulos de licenciatura y maestría. Es más, salarialmente se regresó muchos lustros atrás. Así de grave.

 

Medir la precariedad laboral en el sector cultural reviste enorme complejidad. Se puede intentar hacer desde las plazas formales que generan las empresas y que registren en el IMSS. Sin embargo, la operación se dificultará por las aún frágiles fronteras en la cadena productiva. Es decir, no es fácil contar unidades económicas culturales, depende de su participación en el servicio, bien o producto que comercia.

Leer más...
 

Cineros de Slim

Eduardo Cruz Vázquez

 

Verán que con eso de las cámaras en los celulares, todos reporteamos. Tan campante para cruzar la avenida Cuauhtémoc, cuando veo el anunciote en la estación del Metrobus Hospital General. Órale, más marketing cultural, o si se quiere, más inversión cultural de don Carlos Slim. En esta ocasión de la mano del guionista -ante todo- y por momentos director de cine, don Guillermo Arriaga. El trata del “Cine Proyecto Telcel 4G LTE”. Un bien hecho y divertido cortometraje (13:09 minutos), donde el papel protagónico lo lleva el teléfono móvil. La pieza se llama “Desde abajo” o “lo que sucede si te entierran con tu celular”. ¿Cuántas historias se antoja filmar inspirados en nuestra amada prótesis llamada celular? Por lo pronto no dejen de ver esta obra jocosa que marca un nuevo derrotero de la economía y la cultura. ¿Cuánto invertirá don Slim en lo que entiende por cultura? Imposible saberlo. Difícilmente se llegará a transparentar este concepto y su monto, como bien podemos enterarnos en otros renglones de los negocios del magnate. Para muestra, baste recordar el contenido de un desplegado que publicó al inicio de este año. Dice así:

 

“Las empresas que conforman Grupo Carso informan su plan de inversiones generadoras de actividad económica y empleo en México, en los sectores de Telecomunicaciones, Infraestructura, Industrial, Inmobiliario, Comercial, Construcción y Minería, por un monto de 54 mil 700 millones de pesos. A este importe se sumarán las inversiones necesarias en proyectos adicionales no programados de infraestructura, energía y desarrollo inmobiliario. Grupo Carso trabaja desde su origen con estrictos principios de eficiencia, competitividad, inversión y compromiso en los sectores y mercados en los que participa, y que son parte fundamental de nuestra responsabilidad y valores. Las Fundaciones del Grupo, sus actividades sociales y su voluntariado continuarán acelerando, sin límite económico, sus programas de Salud, Nutrición, Educación, Investigación, Medio Ambiente, Cultura, Deporte, y Justicia Social, para la formación y desarrollo de capital humano. Agradecemos la preferencia de nuestros clientes, la confianza de nuestros inversionistas y el trabajo responsable y comprometido de nuestro personal”.

 

Una fórmula simple y caprichosa nos puede dar una idea de esa inversión “sin límite económico” a la que se refiere. Apliquemos la deducibilidad del 10% por ISR para “autodonativos” (el ingeniero tiene más de una fundación), y que es lo que se puede acreditar como gasto en Responsabilidad Social Empresarial. Entonces, de entrada, Grupo Carso dedica 5 mil 470 millones de pesos. Eso es, más o menos, el presupuesto de la UAM, o del INAH e INBA juntos.

 

Aquí los links del cortometraje de Guillermo Arriaga.

 

http://cineproyectotelcel4g.com/desarrollo/site/

 

http://www.xataka.com.mx/multimedia/con-ustedes-desde-abajo-el-debut-de-telcel-en-el-cine-de-la-mano-de-guillermo-arriaga

 

 

 

Los grandes contrastes del Reporte IFPI 2015 en el mercado digital

 

Rafael Mendoza

 

La Federación Internacional de la Industria Fonográfica (IFPI por sus siglas en inglés), ha presentado su reporte anual sobre música digital. En este documento se suman los resultados globales en consumo de música digital por streaming y descarga, además de algunos datos sobre productos físicos.

 

Magistralmente, el reporte inicia como cada año con la editorial de Plácido Domingo, actual Presidente de la Federación. Su mensaje más prominente es posiblemente una de las contradicciones más grandes con respecto al reporte.

Leer más...
 

Los caminos de las "parauniversitarias"

Eduardo Cruz Vázquez

   

 

En nuestros ámbitos la educación "parauniversitaria", que refiere en esencia a modelos educativos superiores de corta duración, no tiene presencia. Sin embargo, en los corrillos se emplea "parauniversitaria" (tenemos paraestatales) para referirse a las empresas que tienen no pocas instituciones de educación superior públicas del país.

 

Tal empeño empresarial a partir de recursos públicos opera de distintas maneras. Uno de los más prototípicos son las más de 20 unidades económicas de la Universidad de Guadalajara. En el caso de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), se encarga de ellas el Patronato. Hace unos días tuve oportunidad de visitar la plaza comercial que tienen en el campus principal.

 

Su arquitectura no le pide nada a los malls convencionales y su extensión es "robusta". Tiene, entre otros servicios, una bella fuente, dos mesas de futbolito, un carrito de helados, una librería, una barra de comida rápida, un Oxxo, una sucursal de Santander, una papelería y la Garza shop, la tienda de los productos promocionales de la universidad. En efecto, bonita la garza, ave que surca todo tipo de prendas y objetos.

 

Gracias a Maribel Solís, directora de Educación Continua, pude probar algunas de las variedades de los quesos y carnes frías que se producen en el rancho de la UAEH. Confieso que este campo de las empresas universitarias no he podido estudiarlo y por ello, me impresionó mucho tan suculenta cata.

 

Una afable señorita puso los quesos, los platos, las servilletas, el cuchillo, los palillos, las galletas y el agua... En ese momento, ya que en otros, puede servirse vino y hasta llevar un grupo de jazz para amenizar a los catadores (también producen mermeladas y una que otra golosina). En la imagen que acompaña este texto, pueden ver los productos y los precios. Comprenderán que no es fácil establecer una relación con quesos y carnes frías similares en el mercado. Aunque con procesos industriales, el rancho cubre fundamentalmente la demanda de su comunidad, la cual dista de una marca como Lala.

 

Más allá de la calidad y competitividad de los quesos y carnes frías de la UAEH, podemos ver la importancia de tomarse en serio que una casa de estudios puede tener un componente empresarial sin traicionar por ello su vocación social. No sólo por meros negocios, que se vale, también por asumir que la sustentabilidad y la rentabilidad son factibles. De igual forma, no hay duda que una variedad de establecimientos, de bienes, servicios y productos son portadores de identidad.

 

La UAEH tiene otros negocios. Una gasolinera, un hotel, una editorial, una cafetería, transportes, centro de convenciones, centro deportivo y un club.

 

 

Encontré un cuaderno con números

Eduardo Cruz Vázquez

En la peluquería suelo encontrar publicaciones raras. Al menos para mí. Y de pronto este cuaderno. Lea la portada. Dos plecas blancas encierran un paisaje. Junto al árbol, el cielo azul, el pasto verde, bien cortado, piedras (las necesarias para dar el toque campirano) y dos niñas y dos niños que juegan con una pelota roja. Hermosos. Tres veces se repite la palabra Valor. Aparecen como sinónimos Creación y Acciones. Sostenibilidad dos veces. Eso significa ¿no? Son las cuentas alegres de don José Antonio Fernández Carbajal, Presidente Ejecutivo del Consejo de Administración de FEMSA. Es decir, del dueño. Van algunos de los números. 

 

  • La estructura corporativa se divide en FEMSA Coca Cola, FEMSA Comercio, FEMSA Negocios Estratégicos y Heineken. La participación accionaria de FEMSA es, respectivamente, 47.9%, 100%, 100% y 20%.
  • Tienen 216,740 colaboradores.
  • Son 12,853 tiendas Oxxo ubicadas en México y Colombia.
  • Por redondeo, el año 2014 en los Oxxo se recaudaron 100.2 millones de pesos.
  • 11,662 voluntarios realizaron 234 actividades comunitarias en México.
  • Tienen 64 plantas en 10 países, para atender la demanda de 351 millones de consumidores.
  • La inversión en Cultura y Valores, Capacitación y Desarrollo y Desarrollo Integral para los colaboradores y familias fue de 1,083.3 mdp.
  • FEMSA promueve las iniciativas Colección FEMSA y Bienal Monterrey FEMSA. De la Colección se montaron 7 exposiciones. En la 11ª Bienal participaron 3,487 obras de 1,255 artistas.

 

Entonces me dije: si todas las empresas, culturales incluidas, hicieran estos cuadernos y los pusieran a circular en las peluquerías, qué distinta sería nuestra percepción acerca de esos negocios. De las micros a las grandes, ver sus numeritos tan bien presentados, sería muy padre.

 

Despiadado enjambre

Eduardo Cruz Vázquez

En uno de esos aparatos cuyo nombre no quiero saber, un día pusieron nido golondrino y golondrina. Tal acontecimiento lo asumí como una invaluable demostración de los conocimientos que de la física, las matemáticas, la ingeniería y la arquitectura tienen esas oscuras aves. Superaron todas las adversidades, incluida la de tener que pagar por un servicio que no necesitaban para distraerse. Ya no han regresado aunque es verano y ahora sólo atino a ver un despiadado enjambre. ¿Qué tanto pasa por ese cablerío que las empresas amontonan mediante cobro? Pues transitan alrededor de 267 canales de televisión, de los cuales 163 son extranjeros. Van al 45% de la población, unos 15.9 millones de suscriptores. Eso se traduce en dinero: ingresos por 51 mil 337 millones de pesos para las empresas cableras. Pero en los otros cables y los que no se ven, es decir el llamado streaming (u Over The Top, OTT), ya acumulan alrededor del 2.4 millones de suscriptores. Y es que Netflix cobra 89 pesos al mes para un dispositivo, mientras que Dish 164 pesos por una telera. Los mexicanos quieren a Netflix, que goza del 68% de las preferencias, seguido de Cuevana, Claro Video, iTunes, Veo, Cinépolis Klic y otros proveedores. Pero como dice el poeta Gustavo Adolfo Bécquer “Volverán las oscuras golondrinas/En tu balcón los nidos a colgar/Y otra vez con el ala en los cristales/Jugando llamarán/”. 

 

 

 

 

Con esos ojos de luces

Eduardo Cruz Vázquez

Nuestras miradas se retaron. Si con esos ojazos ves el teatro, entonces es una obra de terror. Cuevas sin pestañas. Córneas, pupilas, cristalinos, retinas, iris perdidas en el escenario. Y es que esas latas fueron de chiles y esos focos arrancados del techo de una casa. Quizá por ello de pronto como que quiere verse una carita feliz con greñitas: es el rostro de una medida extrema, se trata de iluminar lo que para pocos es negocio. Sólo usted sabe lo que gasta en ir al teatro o lo que logra disfrutar del escenario sin desembolso. Según la encuesta de consumo cultural del Conaculta del año 2010 (qué hacerle, no hay más datos disponibles), en el año 2009 un estimado del 8% de la población fue al menos una vez al teatro y de ellos el 69% pagó por tal privilegio. ¿Cuánto gastan los mexicanos anualmente en el bello arte dramático? Ni el INEGI puede averiguarlo con detalle. Por eso los ojos/luces son tristes. En la patria, dicen las fuentes oficiales, hay 567 teatros. 67 de ellos tienen 50 años o más de existencia (35 entre 50/99 y 32 más de 100). Se concentran en 172 municipios. El Distrito Federal tiene 127, Tamaulipas 24 y Guerrero, Nuevo León y Jalisco 23. El resto se dispersan en la geografía nacional. Pero no se crea que el negocio de la iluminación y el sonido es por ello despreciable. Para nada. Pero hay muchas salas que no logran comprarlo. Y entonces, esos ojazos nos seguirán viendo en muchos lados.

 

 

 

Mural generoso...

Eduardo Cruz Vázquez


¿Cuánto habrá costado tomarse esa esquina de la calle de Chihuahua con la avenida Cuauhtémoc, en el aún Distrito Federal? ¿Sumamos los gastos que hizo el artista visual, Carlos Generoso Martínez, desde que salió de su casa en Cancún y regresó a ella? ¿Y le restamos el subsidio que recibió junto con otros artistas de la Secretaría de Cultura del GDF, en el marco de un programa para intervenir bardas en tiempos de disputa electoral? De lo que podemos por ahora tener certeza, es que el mercado de pinturas para las actividades culturales es vasto. Levantamos una piedra y encontramos un fan o profesional que usa pinturas para crear muy distintas obras… Aunque no necesariamente podemos desagregar las cifras. Ahí están los grafiteros: son grandes clientes de los fabricantes de pinturas, un mercado valuado hoy en día en alrededor de 32 mil millones de pesos. Que genera más de 70 mil empleos con alrededor de 15 mil puntos de venta. Que produjo en 2014 la suma de 720 millones de litros de pintura. Así que el mural del amigo Generoso ¿tendrá algún precio, o por ser arte urbano efímero sólo vale lo que significa? El artista me dijo que sólo en pintura se gastaron 4,200 pesos... Y por cierto ¿alguien sabe dónde compraban sus materiales de creación los muralistas Rivera, Orozco y Siqueiros?  

 

 

 

Sumidero de negocios

Eduardo Cruz Vázquez


Son las 10 de la mañana y desde una mesa del restaurante Verónica, en el malecón de Chiapa de Corzo, se ven los edificios de interés social. Desde ese cerro pelón, quién sabe cómo se verá el embarcadero. Imagino que los inquilinos gozan tan majestuoso paisaje y los arquitectos felices con tal negocio depredador del paisaje. Yo no aplaudo tal intervención. Me ofende. Olvido para disfrutar los huevos chiapanecos: revueltos con tiras de tortilla, frijoles refritos con queso y plátanos fritos. Y el café. Pago 80 pesos. Y son 190 por un sitio en la lancha Rojas. El operador advierte: de ese dinero, 30 son por el brazalete del gobierno federal (ya saben, cosas de la preservación). Sólo gano lo que ustedes me den de propina si el servicio les gusta. Es decir, los restantes 130 pesos son para los dueños de las embarcaciones. ¿No hay salario? Comercio justo ¿no? Marca Chiapas, como la del ex gobernador Juan Sabines, cuyo nefasto legado sigue en al pie del cañón. Así que me voy en la barca. El sol quemante. La mirada que disfruta el banquete del Cañón del Sumidero. Al final, la cortina de la presa Chicoasén. Ups. Parada en el restaurante La alberca. Un comedero que da miedo comer. Un bebedero de penas. Todo muerto de tristeza. Vaya uno a saber, pero no menos de 200 personas recorren a diario el río con paredes. Pero tanto paseante no es negocio en la cola del Sumidero. Ahí la Marca Chiapas no ha llegado. Por eso trepamos a la barca sin mayor gloria. Algunos turistas se quejan. Los chiquillos que hacen de ¿meseros? ni se inmutan ante el reclamo por la falta de servicio, de viandas y tragos para el disfrute de la excursión. De vuelta en el Verónica, con una riquísima sopa de chipilín, me digo: es un Sumidero de negocios.

 

 

Las dos caras de la industria fonográfica en México

 

Rafael Mendoza

Músico, productor e ingeniero en audio.

 

En México estamos acostumbrados a mirar la industria fonográfica con dos rostros diferentes. El más popular donde las estrellas y talentos alcanzan el éxito difundidos por la pantalla chica ante las masas y el vergonzoso que nos recuerda ser la cuarta potencia de piratería en el mundo.

 

No conocemos otro México posible para la industria fonográfica. Pero cuando nos referimos a los datos de la industria, estos rostros develan mucho más que alfombras rojas, premios Grammy y el regaño moral de comprar piratería.

Leer más...
 

No me preguntes cómo regresar el tiempo 

Eduardo Cruz Vázquez

 

En cascada:


 

Del primer radiotocadiscos que recuerdo, me excitaba ver los números del cuadrante. Era una fascinación hacer correr del cabo al rabo la varita indicadora de las estaciones de AM (la FM no la pelaba). Cuánto me divertía ese parloteo que podía crear: ¡¡¡¡¡sopluyiuplastuuugrrrshshshshsguiyupumpum!!!!! mismo que, mientras más alto el volumen ¡mejor! Los encuestadores entraban a casa y adherían al reluciente cristal de la radio unas calcomanías que certificaban nuestras preferencias. Eran tiempos de la radio… Pero ¿cuánto habrá costado ese gigantesco cofre del cual salía tanta entretención? ¿Cuánta gente hacía y vivía de la radiodifusión? No tengo las respuestas. Y eran también tiempos de discos. Se convirtió en ambición poseer un equipo Gradiente, Pioneer, Phillips. Existir era tener en casa un tornamesas con brazo ¿hidráulico? con su aguja picudísima; amplificadores, ecualizadores, tremendas bocinas y ¡casetera! Nada como grabar de disco a casete los acetatos para evitar que se rayaran. Y en el carro otro equipazo de sonido. ¿Cuánto habrán gastado nuestros padres por darnos tantos privilegios sonoros? No tengo la respuesta. En uno de estos días de la segunda década del siglo XXI, al caminar por la calle de Jalapa, en la colonia Roma, entré a la tienda de discos Retroactivo. Un túnel del tiempo. Volver al pasado para disfrutar el presente. Discos de 10 hasta 4 mil pesos. Tornamesas con más vidas que un gato, de 3,500 pesos. Un amplificador, 2,500. Montones de LP. No me pregunten si regresa un tiempo. Jamás volveré a esos monumentales aparatos que marcaron mis primeros 25 años de vida. Me basto con mi celular, mi iPad, mi Mac y una reproductora de cedés.

 

¿Vamos a la playa?

Eduardo Cruz Vázquez

Que en el mar la vida es más sabrosa, sólo pueden dar fe quienes ahí viven o aquellos que han vacacionado en tan magnífica expresión de nuestro territorio. En el océano de cifras, datos, indicadores y demás instrumental que tenemos para conocer nuestro entorno, no recuerdo alguno que calibre cuántos mexicanos no conocen el mar y las razones de tal infortunio. Menos aún, cuántos habrán muerto sin pisar una playa. El turismo o el derecho a vacacionar fuera del lugar de residencia, no es propiamente ni derecho humano ni derecho cultural. Irse de "vacas" es, quizá, uno de los bienes culturales más democráticos pero a la vez de menor acceso para las mayorías. El turismo "puro" y el turismo cultural, tienen un enorme potencial: al menos el 50% de la población espera oportunidad de lograr hacer suya la riqueza del país que habitan.

 

Una temporada de la OFUNAM

 

Eduardo Cruz Vázquez

 

Hubo un tiempo, ya no se hace cuánto, en que se podían leer con frecuencia crónicas de conciertos. Leer a reporteros y críticos que se ocupaban de contar lo que interpretaba una orquesta sinfónica o filarmónica. Esa narrativa la ejercen contados personajes. Se impuso la nota informativa. A veces sale la entrevista -básica, elemental- al director huésped o al solista invitado. De los restos de ese periodismo cultural se alimentan las siguientes líneas.

 

La primera temporada de la Orquesta Filarmónica de la UNAM (OFUNAM) resultó muy buena. Asistí a ocho de nueve conciertos que cubre el abono, por el cual pagué 640 pesos en la zona de coro de la sala Nezahualcóyotl. Su precio normal es de 1,280 pesos. El descuento de 50% se otorga a cualquier persona, basta con estar al pendiente de su venta.

Leer más...
 


Página 1 de 2