Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
21-11-2017 11:57:21

El presupuesto para la cultura en 2012

  

Héctor M. Garay Aguilera

  

Se negocia ya el Presupuesto de Egresos para el año 2012. La Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados argumenta su defensa en aras de darle el status de prioridad. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes busca al menos conservar presupuesto similar al de 2011 (cifra histórica de 11 mil 998 millones de pesos) que le permitió en lo que le corresponde del V Informe de Gobierno dar buenas cifras.

 

 

Por ejemplo, el aumento de 30 a 70 películas producidas por año, el crecimiento de los estímulos a la creación artística (por parte del FONCA) de 51% a 66.7% en sus montos; el INBA realizó inversión en infraestructura artística de 713.5 millones de pesos, donde destacan las remodelaciones del Palacio de Bellas Artes, la Sala de Arte Público Siqueiros y el Museo de Ciudad Juárez. Y también registra la adquisición de obra para los museos.

  

Más detalles se desglosan en un informe que se emparenta al marco donde está inmerso: un informe de gobierno que habla de avances que a menudo no sienten los ciudadanos. Logros en los indicadores macroeconómicos imperceptibles en los bolsillos de los mexicanos. Un combate a la criminalidad con “grandes éxitos” frente a ciudadanos presas de la violencia y los ilícitos en su vida cotidiana.

  

Así el informe de la principal institución de difusión y promoción de la cultura que expresa crecimiento de acervos, de infraestructura, producción de obras, poco dice a las personas en su existencia. Y eso se traduce en asistencias reducidas, con obras de creadores becarios sin salida ante el público; con artistas becarios pero desempleados o subempleados y sin seguridad social. Museos, conciertos, temporadas desiertas. Ya lo evidenció la Encuesta Nacional de Hábitos, Consumo y Prácticas culturales 2010, un instrumento con deficiencias pero que sin duda señala los indicadores a observar.

  

En estos días de discusión en torno a la conformación de la ley de ingresos y del presupuesto de egresos para el año por venir se definirá en el terreno político. En un año electoral, de fin de sexenio con un Presidente que irá hasta el último día en su combate a la delincuencia y sobre todo en un año con amenazas de crisis económica. ¿Qué tendrá que decir el subsector Cultura para lograr ser considerado una prioridad al presupuesto que se le asigna?

  

La incomprensible crisis económica, debida según algunos “a factores externos” sin duda nos tocará. Puede ser consecuencia de la crisis en Estados Unidos y nuestra enorme dependencia económica o bien por la falta de consumo interno y productividad. Estos últimos factores más lógicos y que está a nuestro alcance resolver.

  

Una opción sin duda son las posibilidades de la relación economía y cultura. Desde luego que para esto necesitamos acciones de fomento e inversión. En el presupuesto de egresos debe plantearse rubros para el fomento de Mipymes culturales. Esto deben aplicarse no sólo por el Consejo, sino también por otras secretarías (Economía, Comunicaciones, etc.) entendiendo este propósito de manera transversal.

  

Por otra parte, no hay combate a la violencia y la criminalidad que se resuelva sólo con la contratación de más policías y la compra de armas. La educación y la cultura tienen que hablar también en este terreno, a través de la educación integral que aproveche las posibilidades de la cultura y arte para transmitir valores y desarrollar hábitos tendremos acciones preventivas.

  

En el fondo lo que uno descubre es un profundo menosprecio de los criminales por el valor de la vida humana, algo que se desarrolla con la experiencia del arte. Pero también miramos una profunda insensibilidad de autoridades que suponen que las balas sólo se combaten con las balas y no con la prevención ni el desarrollo económico y social.

  El tema electoral no es un tema aparte, es una mala costumbre de los políticos que alimentan sólo sus intereses. Más grave que “el año de Hidalgo” es el manejo discrecional de recursos para promover imágenes de políticos desconocidos o que no han cumplido su labor. Ahora es evidente que los informes de diputados y senadores de cualquier partido como actos anticipados de campaña que no son ilegales porque nada lo prohíbe, pero si son injustos porque se gastan recursos que podrían ser empleados para la educación y otras necesidades prioritarias. Y entre ellas necesitamos seguir impulsando desde luego las posibilidades de desarrollo y existencia que propicia la cultura y el arte.
 


Es promotor cultural. Director y fundador de VITARS. Fomento Cultural desde 1994. Coordinador Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes (2000-2002), Asesor de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (1999-2000).Colaborador artístico y coordinador de las compañías: U, X. Onodanza (1985-1989), El Cuerpo Mutable (1989-1990), Compañía Romero Domínguez (1991-1992), En dos partes y Gerente del Ballet Teatro del Espacio (1994-1995). Colaborador de la Sociedad Mexicana de Coreógrafos (SOMEC) y de la Unión Nacional de Sociedades Autorales.Jefe del Departamento de Actuación del Centro Universitario de Teatro, UNAM. Coordinador Académico del Centro de Formación Actoral, TV Azteca. Integrante del Comité de Danza del Centro Mexicano de Danza ITI UNESCO 2004-2005. Integrante del consejo directivo de Danza Mexicana A.C. (1988-1990).

Ha colaborado como asistente de dirección en un par de ocasiones con la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes bajo la dirección de Raúl Quintanilla. 

 hecgaray@yahoo.com.mx
www.hectorgaray.wordpress.com