Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
21-11-2017 11:56:29

Notas sobre el SNCA


El Sistema Nacional de Creadores de Arte forma parte de un sistema amplio de políticas culturales. En particular se refiere al tema (estrategia o programa sustantivo) de estímulo a la creación. Este propósito tiene diferentes posibilidades de hacerse cumplir. Estimular la creación puede entenderse desde la perspectiva del individuo o colectivos. Y aquí una primera definición necesaria en las políticas culturales: ¿priorizar lo individual o lo colectivo? Un sistema de creadores desde luego se refiere a lo individual.

  

Luego como entendemos al individuo: ¿Cómo artista, creador o profesionista? ¿Entonces que se estimula? ¿La preparación, la técnica, la realización de obras, la producción de obras? ¿Y la circulación, la distribución y el consumo? Mucho dirían a los creadores eso no les incumbe. Entonces tenemos excelsos creadores que se convierte en enormes desconocidos para la población.

 

 

La noción de creador desde luego se emparenta con la demiurgo que todo lo puede y lo crea, consecuentemente con el de excelencia. Entonces ese es el criterio que se pretende calificar. Pero en esto hay también muchas trampas. Se confía en la opinión de “los pares”. Creadores calificando a creadores. Un método no exento de irregularidades. Es conocido las disputas de grupos culturales que excluyen a otros creadores. También que varios creadores no incluidos en este sistema por “sus pares”, por medio de un instrumento de “inconformidad” fueron incorporados por funcionarios que invitaron a otros “pares” más afines al solicitante.

  

En términos cuantitativos ¿cómo definir que cien creadores representan a toda la riqueza de artistas y profesionales del país? Nuevamente estamos en el centralismo con apariencia de elitismo. Desde luego que seleccionar a cien, deja fuera a otros más.

  

Luego hablemos del estímulo en sí. Es una cantidad económica que muchos necesitan cuando no viven de su trabajo. Pensar, por ejemplo que un coreógrafo viva sólo de hacer coreografías es iluso. Vive de becas, producciones estatales, de dar cursos. Sin embargo, si hay quien vive de vender su obra (pintura, libros, composiciones, etc) y entonces lo que pide al estar en el Sistema Nacional de Creadores es reconocimiento, tener una especie de título que lo llena de orgullo y lo diferencia en el conjunto de otros creadores.

  

Entonces habría que tener categorías y diferenciación de estímulos. Un sistema gradual desde los más jóvenes que necesitan a poyos para su aprendizaje artístico, para su inmersión en medios profesionales; luego los que necesitan de apoyo para idear sus creaciones. Todos estos necesitan apoyos económicos en diferentes grados. Y los que, teniendo éxito, necesitan sólo ser reconocidos y no el apoyo económico.

 

Finalmente hablemos de la repercusión social de un Sistema Nacional de Creadores de Arte. Un sistema como este tendrá sentido sí, las obras de estos creadores inciden en la sociedad. Esto se logra con la articulación de un programa de esta naturaleza con otros más: México en escena, fomento y coinversiones culturales y de empresa culturales por citar sólo algunos del FONCA. Más todos los programas de difusión cultural de CONACULTA para hacer llegar las obras a la gente y que las disfruten y comprendan. 

 


Es promotor cultural. Director y fundador de VITARS. Fomento Cultural desde 1994. Coordinador Nacional de Danza del Instituto Nacional de Bellas Artes (2000-2002), Asesor de la Secretaría Técnica del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (1999-2000).Colaborador artístico y coordinador de las compañías: U, X. Onodanza (1985-1989), El Cuerpo Mutable (1989-1990), Compañía Romero Domínguez (1991-1992), En dos partes y Gerente del Ballet Teatro del Espacio (1994-1995). Colaborador de la Sociedad Mexicana de Coreógrafos (SOMEC) y de la Unión Nacional de Sociedades Autorales.Jefe del Departamento de Actuación del Centro Universitario de Teatro, UNAM. Coordinador Académico del Centro de Formación Actoral, TV Azteca. Integrante del Comité de Danza del Centro Mexicano de Danza ITI UNESCO 2004-2005. Integrante del consejo directivo de Danza Mexicana A.C. (1988-1990).

Ha colaborado como asistente de dirección en un par de ocasiones con la Compañía Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes bajo la dirección de Raúl Quintanilla. 

 hecgaray@yahoo.com.mx
www.hectorgaray.wordpress.com