Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
28-07-2017 10:01:53
Manuel Lino

Seguridad social para creadores, batalla perdida, pero ¿y la guerra?

Es frecuente que se den conciertos, funciones de teatro y otras manifestaciones artísticas y culturales donde los participantes trabajan a beneficio de algún colega que padece alguna grave enfermedad o incluso, ya demasiado tarde, para pagar su entierro.

  

Es un hecho, los creadores, artistas, gestores culturales y muchos otros participantes de las ahora llamadas “empresas culturales” carecen, en general, de los beneficios de la seguridad social. Y al concluir el periodo de sesiones en la Cámara de Diputados, se rechazó la propuesta que hizo en 2011 la entonces senadora María Rojo para hacer un fideicomiso que permitiera ofrecer esos beneficios a la comunidad cultural (o al menos a algunos de sus integrantes porque el mecanismo no estaba muy claro).

Leer más...
 

Rocambolesco premio para Vargas Llosa

Rocambolesco, en una definición muy personal y un tanto peyorativa, creo que sería un término más o menos adecuado para denominar al premio Carlos Fuentes que, con sus 250,000 dólares, en su primera edición se le concedió a Mario Vargas Llosa. La palabra rocambolesco es relativamente nueva en el idioma Español, proviene del francés, del héroe y aventurero Rocambole, un personaje decimonónico creado por el novelista Pierre Alexis Ponson du Terrail (1829-1871).

Leer más...
 

Total, es lo que nos gusta

Manuel Lino

 Era un dueto bastante original, formado por una guitarra eléctrica y una clásica. Tocábamos todo tipo de música, desde adaptaciones de piezas para clavecín de Doménico Scarlatti, algo de jazz y música escrita contemporánea (incluyendo composiciones nuestras), hasta, por ejemplo, un arreglo de “Mi ciudad”.

Leer más...
 

Desconocimientos ya tradicionales


Manuel Lino
  

Qué impotencia…
 

Hace unos días asistí a algunas mesas redondas de un ciclo que llevaba el largo nombre de “Conservación protección aprovechamiento social y desarrollo de los conocimientos y recursos tradicionales en México”, donde la idea era tratar de ir hacia eso que ahora se ha dado en llamar “sociedad del conocimiento” (que no es otra cosa que basar nuestro desarrollo en las ciencias exactas, naturales y humanistas) pero partiendo de los conocimientos y recursos que ya se tienen en las distintas localidades del país, en contra de lo que normalmente se hace que es ignorarlos, tanto para maltratarlos como para (y esto es sorprendente) tratar de preservarlos.

Leer más...
 

Hay algo podrido en la Ciudad Blanca

 

Manuel Lino  

Hace ya algunas semanas fui a la bella ciudad Mérida a que me diera una enorme tristeza que no solo todavía no se me quita sino que va creciendo día a día. No era esa mi intención, desde luego, ni la de los promotores del Festival Cultural de Mérida que me invitaron, pero debo confesar que tampoco tome precaución alguna para protegerme contra la desazón, podría decir sin exagerar que el sufrimiento me dio porque me lo anduve buscando.

 

Leer más...
 

Del cultivo de la estupidez al de la responsabilidad

Manuel Lino

 

Desde la Guerra de Troya hasta la fecha, no creo que haya pleito que, si se observa con detenimiento, buena voluntad y raciocinio, no tenga su origen en una inmensa estupidez.

 

Más allá de que esta es una tesis que me encantaría demostrar, si supiera cómo y tuviera tiempo, con rigor académico, la quiero usar para contar uno de los pleitos más estúpidos que hemos padecido en este país y que, a su estupidez de origen, suma el poderoso agravante de contar entre sus pleitistas a personas muy inteligentes que buscan darle a su pelea razones supuestamente más profunda que las que pudieran tener el cornudo y furioso Menelao, el arrogante, advenedizo y timorato Paris y la bella Helena…(Justo es decir que en los últimos tiempos el pleito que narraré da visos de enfocarse a la concordia).

Leer más...
 





Estudió las carreras de Biología, en la UNAM, y Música y Guitarra Clásica, en el CIEM, pero se ha dedicado al periodismo y la escritura. Como escritor ha obtenido los premios Latinoamericano de Cuento Edmundo Valadés y el Nacional Ciudad Ecatepec con el libro Números para contar. Actualmente se desempeña como editor de la sección Arte, ideas y gente del periódico El Economista, donde procura dar rienda suelta a sus intereses por el arte, la cultura y la ciencia.

mlino6@gmail.com