Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
21-11-2017 11:58:31

La Importancia de la cultura y el fortalecimiento del Conaculta

El nuevo año nos llegó con pilas nuevas para todos los integrantes del GRECU. La cita, sorpresivamente, fue para la segunda semana del año, y la asistencia fue nutrida, pese a que no sabíamos lo que se nos tenían preparado.

  

Para esta primera reunión contamos con la asistencia, además del Rector y la secretaria de la unidad, nuestros anfitriones, con las presidentas de las comisiones de Cultura del Senado, Blanca Alcalá y de la Cámara de Diputados, Margarita Saldaña, esta última que incluye también la Cinematografía de acuerdo con los últimos cambios de este cuerpo legislativo.

 

 

Ei intercambio de opiniones con las invitadas fue fructífero y enriquecedor. Los temas abordados reflejaron la multiplicidad de ámbitos que abarca la cultura: la cinematografía, el marco legal del Conaculta, la vinculación de la cultura con la educación y con el comercio exterior, la seguridad social de los trabajadores culturales, en fin, fue una oportunidad bien aprovechada por los integrantes de este grupo, cuyas inquietudes encontraron a dos receptoras abiertas a los comentarios y con capacidad de decisión en el ámbito legislativo.

  

Vale la pena destacar la presencia del Director de Cuentas Satélite en el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, quien explicó las labores que están desarrollando para la medición de las actividades culturales dentro de su respectiva Cuenta Satélite. No cabe duda que el profesionalismo y la experiencia de este instituto, quien además está retomando otras tareas al respecto para la integración de esta cuenta, permitirá no sólo identificar el peso de las actividades tradicionales, sino además todas aquéllas vinculadas y hasta el momento no identificadas.

  

Me llamó la atención las labores asociadas a la cuantificación de los flujos de recursos generados en los hogares, mismos que normalmente no son objeto de registro, lo que permitirá contar con información más precisa en el momento que se dé a conocer.

  

Sobresale también el consenso generalizado entre los participantes sobre la importancia estratégica de la cultura y la necesidad de enfocarla como una actividad transversal y no marginal dentro de las actividades sociales y productivas, y la necesidad de fortalecer el marco normativo del Conaculta.

  

No obstante, este último es uno de los puntos que me tiene insatisfecho. Si bien se habló sobre la necesidad de fortalecer el marco normativo de esta entidad y se hizo referencia a las labores desarrolladas por la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, que en los últimos años ha asumido un papel importante para incrementar los recursos destinados mediante designaciones unilaterales, creo que no se reconoció que ambos fenómenos están asociados; es decir, que el debilitamiento de la principal institución cultural del país ha permitido que otros actores cobren relevancia, sin contar en el fondo con las facultades y el equipo necesario para que sus decisiones se materialicen.

  

Al respecto, la Diputada Saldaña externó su insatisfacción sobre la falta de planeación en el presupuesto y destacó que la participación de la Comisión que encabeza en la asignación de recursos puede propiciar que éstos se entreguen de acuerdo con los intereses de los mismos diputados, pero pienso que le faltó resaltar que eso pasa precisamente porque Conaculta no está dando el ancho.

  

Esa falta de planeación no proviene del Consejo, dado que éste cumple con los requisitos de ley, sino que viene de un Poder Legislativo que, en vez de exigir al ejecutivo una participación más amplia, ha intentado llenar los huecos presupuestales con asignaciones que además de no estar respaldadas por un trabajo de planeación, no cuentan con la infraestructura ni con el marco normativo que les permita asegurarse que los recursos asignados serán efectivamente erogados y canalizados  a sus beneficiarios.

 

Definitivamente considero que si realmente se quiere cumplir con todos esos objetivos, los recursos deben de canalizarse por las instituciones del Ejecutivo que tienen bajo su cargo esa responsabilidad, y que si no están dando el ancho, debe de fortalecerse su estructura y definir claramente su ámbito de acción. Es en esto que cobra relevancia mi propuesta contenida en la nota anterior de, si no es posible transformar a Conaculta en una Secretaría de Estado. Dotarla de capacidad para manejar un ramo presupuestal en el que se concentren todas las entidades del ámbito cultural.

 

 

Es economista egresado de la UAM Xochimilco y del CIDE, con amplia experiencia en el análisis de los alcances físico y financiero de los programas presupuestarios. Su interés se orienta a investigar sobre la relevancia económica de las actividades culturales y la distribución de los ingresos generados, en la cual los artistas son los menos favorecidos.

amierhughes@yahoo.com.mx