Programa de Economía Cultural - UAM Xochimilco

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
23-09-2017 08:18:13

Conaculta: las buenas costumbres, los malos manejos

Las auditorías practicadas al Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes, como parte del proceso de revisión de la Cuenta Pública 2011 realizado por la Auditoría Superior de la Federación, arrojó resultados negativos, no sólo respecto al manejo de los recursos financieros, sino también en lo que se refiere a la promoción del desarrollo de la cultura en el país.

 

 

En efecto, la ASF de la Cámara de Diputados llevó a cabo 2 auditorías: una de desempeño y una financiera y de cumplimiento al programa “Impulso al Desarrollo de la Cultura” a cargo del Consejo, en cuya ejecución se ejercieron 537.2 millones de pesos. La primera derivó en la emisión de 20 observaciones, 3 de ellas fueron solventadas, mismas que generaron 30 recomendaciones al desempeño.

 

Las observaciones se refieren principalmente a que el Consejo no diseñó indicadores y metas para evaluar el cumplimiento de las estrategias establecidas en el Programa Nacional de Cultura 2007-2012, ni organizó la información del sistema contable para determinar los costos de los apoyos dirigidos a la creación del arte, y a la promoción y difusión del patrimonio artístico y cultural; no vinculó los objetivos de corto con los de mediano plazo, y tampoco acreditó las diferencias en cifras de los reportes internos de apoyos a la creación del arte.

 

 

Así mismo, no realizó la evaluación del desempeño del programa, y no presentó información suficiente para evaluar los resultados de impulso al desarrollo de la cultura en los principales documentos de rendición de cuentas.

 

 

La auditoría financiera, por su parte, generó 28 observaciones y 22 recomendaciones, además de 3 solicitudes de aclaración y 10 promociones de Responsabilidad Administrativa Sancionatoria. Así, se determinaron recuperaciones probables por 34.1 millones de pesos, al tiempo que existen 571.6 millones por aclarar.

 

 

La ASF considera en su reporte que el Consejo no cumplió con las disposiciones normativas aplicables para el ejercicio de los recursos, entre las cuales se distinguen las relativas al reconocimiento de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (ADEFAS) reportados en la CHPF por 516.7 millones de pesos ya que generó un pasivo circulante por 1,187.3 millones no registrados en los módulos correspondientes, ni reportados a la SHCP. No demostró que los saldos por 34,1 millones de pesos de 22 cuentas bancarias estaban devengados al cierre de 2011; el manejo de los recursos de 2 partidas restringidas no se sujetó a los lineamientos respectivos; realizó adjudicaciones directas por 32.0 millones de pesos sin garantizar las mejores condiciones para el Estado.

 

 

De igual forma, no cuenta con un sistema de control de inventarios; se adquirieron 7,815 discos compactos de una obra musical por 453.3 miles de pesos que no se destinaron para el fin determinado en el programa y 48,780 unidades por 2.8 millones no tenían destino definido. No se contó con la información y documentación del proceso de contratación celebrado con Artmex Viajes, S.A. de C.V.; emitió Cuentas por Liquidar Certificadas por 6.5 millones de pesos sin estar a favor de los beneficiarios directos; y no cumplió con la realización de la “Evaluación de Consistencia y Resultados” del programa presupuestario E011 Impulso al Desarrollo de la Cultura mediante la evaluación externa señalada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

 

 

Los reportes de estas auditorías ponen de manifiesto que las acciones desarrolladas por el Conaculta durante los primeros 5 años del régimen anterior se apegaron más a la costumbre que a una planeación bien definida, mientras que en lo referente al manejo de los recursos, prevalece la falta de apego a la normatividad vigente, tal vez amparada en la idea de que las necesidades del sector cultural son diferentes a las del resto del sector público.

 

 

Es economista egresado de la UAM Xochimilco y del CIDE, con amplia experiencia en el análisis de los alcances físico y financiero de los programas presupuestarios. Su interés se orienta a investigar sobre la relevancia económica de las actividades culturales y la distribución de los ingresos generados, en la cual los artistas son los menos favorecidos.

amierhughes@yahoo.com.mx